¡Felices fiestas! y algunas curiosidades

Publicado por el día 21/12/2012 en Cultura, General | 0 comentarios

2013

Mi intención original era escribir una entrada muy breve para desearles a todos un excelente comienzo de año. Sin embargo, mientras  escribía me di cuenta de que nunca me había preguntado seriamente por qué recibimos el año nuevo el 1 de enero. ¿Por qué no lo festejamos otro día? ¿Siempre fue en esa fecha? La curiosidad pudo más y es por eso que quiero compartir con ustedes lo que aprendí hoy.

Calendario juliano

Tradicionalmente, el calendario romano comenzaba en marzo, algunos dicen el 1 y otros el 25. Lo cierto es que en el año 46 a.C., Julio César, asesorado por el astrónomo Sosígenes, llevó a cabo una reforma del calendario que dio origen al calendario juliano. Este año es conocido como el «año de la confusión», ya que duró 445 días para ajustar las fechas y realizar las modificaciones necesarias a fin de que las estaciones cayeran en el tiempo astronómico que les correspondía. La confusión duró sólo ese año y, a partir de entonces, los años siguientes tuvieron 365 días y 366 días en año bisiesto.

 

Calendario gregoriano, el actual

Si bien la reforma de Julio César logró poner orden al caos que había en este campo, el calendario juliano tenía un desfase que provenía de un cálculo inexacto del número de días con que cuenta el año trópico. Este cómputo erróneo había agregado 11 minutos demás durante varios años, lo que supuso un error acumulado de aproximadamente 10 días. Fue entonces que el papa Gregorio XIII en 1582 se propuso solucionarlo y lo hizo mediante la promulgación de la bula Inter Gravissimas. Así nació el calendario gregoriano que actualmente utilizamos y que se ha extendido en la mayor parte del mundo, excepto en países como China, entre los judíos y los musulmanes que lo festejan en otras fechas según sus tradiciones.

 

Mis deseos

Saciada mi curiosidad, quiero desearles de corazón una feliz Navidad para quienes la festejan y un excelente año nuevo, en el que todos podamos crecer como personas y profesionales. 2012 fue un año lleno de cambios y desafíos para mí, que me permitieron crecer y aprender, y por los que estoy sumamente agradecida.

Además, mi lugar en Internet y mi blog cobraron vida para poder mostrar al mundo qué es lo que amo hacer. Gracias a todos los que pasaron por aquí para leer mis entradas o dejar algún comentario. Prometo regresar muy pronto con temas nuevos para seguir enriqueciéndonos juntos.

¡Felicidad y prosperidad para el año que comienza! 🙂

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Return to Top ▲Return to Top ▲