Más productividad con la Técnica Pomodoro

Publicado por el día 10/07/2012 en General, Gestión de proyectos | 6 comentarios

Normalmente, comienzo mi día con una larga lista de tareas por hacer. Me siento frente a la computadora y me dispongo a empezar. Sin embargo, hay días en que no logro concentrarme en lo que estoy haciendo, mi atención se desvía constantemente y el balance final del día arroja un rendimiento bajo o casi nulo. ¿Les resulta familiar?

Muchos coincidirán en que, particularmente para quienes trabajamos frente a una computadora, resulta difícil mantener la concentración de forma continua en una sola tarea y con frecuencia caemos en alguna distracción. Tanto es así que incontables veces me sorprendo leyendo artículos que poca relación tienen con lo que estoy traduciendo.

Otra tendencia es caer en la procrastinación, es decir, postergar ciertas actividades que debemos atender por otras más placenteras e irrelevantes. Esta práctica, que parece inofensiva, puede afectar seriamente nuestra vida laboral. Por lo tanto, sería lógico que, al acercarse una fecha límite, sintamos ansiedad porque se nos termina el tiempo y terminemos trasnochándonos para completar el encargo.

Pero no desesperemos, ya que existen varios métodos para lidiar con estas situaciones e incrementar nuestra productividad. En esta entrada quiero hablarles de la técnica que uso actualmente para lograrlo: la técnica Pomodoro.

 

De qué se trata

La técnica Pomodoro es un método destinado a mejorar la concentración y aumentar la productividad. Fue ideada por Francesco Cirillo a finales de la década de 1980 y propone una forma diferente de percibir el tiempo, no como un enemigo sino como un aliado para alcanzar nuestros objetivos.

 

Qué necesitamos

Para implementarla necesitamos solamente un temporizador, y un papel y bolígrafo para anotar las tareas que queremos realizar en el día y registrar nuestro progreso.

 

Cómo empezar

Aplicar la técnica es muy sencillo dado que apenas hay curva de aprendizaje. Básicamente, consiste en dividir nuestro trabajo en bloques de 25 minutos (25 mins. = 1 pomodoro) y tomarnos un descanso al final de cada bloque. Podemos distinguir 5 pasos fundamentales:

  1.  Elegimos la tarea a realizar.
  2.  Ajustamos el temporizador en 25 minutos.
  3.  Trabajamos en la tarea, sin interrupciones, hasta que suene la alarma.
  4.  Nos tomamos un pequeño descanso (5 minutos) y luego comenzamos un pomodoro nuevo.
  5.  Cada cuatro pomodoros hacemos una pausa más larga (15-30 minutos).

 

Por qué la recomiendo

Personalmente, uso esta forma de trabajo regularmente hace más de un año y los beneficios son notables. Por eso, la recomiendo para:

  • Aumentar la capacidad de concentración: durante los 25 minutos que dura el pomodoro, la mente se acostumbra a enfocarse 100% en una sola tarea ya que luego tendrá un tiempo para descansar.
  • Aumentar la productividad: mientras más concentrados estemos en una tarea y mejor gestionemos las interrupciones, nuestro tiempo rendirá más y alcanzaremos los objetivos diarios que nos propongamos.
  • Mejorar nuestra organización: esta técnica nos permite tener identificadas las tareas que debemos llevar a cabo en todo momento, lo que es sumamente importante para tener presentes nuestras obligaciones y no olvidarnos de nada.
  • Hacer estimaciones más precisas: uno de los objetivos principales de la técnica es aprender a prever cuánto esfuerzo nos llevará terminar una tarea. Esto es particularmente útil para quienes trabajamos en varios proyectos a la vez y tenemos fechas límites que observar.

 

Mucho más por descubrir

Esta es solo una síntesis de los rasgos fundamentales de la técnica, pero hay mucho más por aprender. Quienes estén interesados en conocer más sobre este método pueden visitar el sitio oficial The Pomodoro Technique y leer el libro (en inglés) escrito por Francesco Cirillo en donde explica detalle a detalle la técnica, con ejemplos y consejos para cada situación.

¡Ahora les toca a ustedes! 🙂 ¿Cómo lidian con las distracciones mientras están trabajando? ¿Piensan que podrían implementar la técnica Pomodoro para aumentar su productividad?

6 Comentarios

  1. 10/07/2012

    Excelente publicación Sofía! me sentí muy identificada y definitivamente voy a probar la técnica Pomodoro. Como primer paso voy a ponerme en campaña para comprar el temporizador 🙂

    • 11/07/2012

      ¡Hola, Carolina! Muchas gracias por pasar y leer la nota, ojalá que la técnica te sirva tanto como a mí. Aunque en su libro Cirillo recomienda usar un temporizador físico, yo uso una aplicación muy simple que se llama Tomighty (hay decenas más). Cada uno elige lo que le resulta más práctico, claro, no hay que complicarse. Más adelante contame como te fue :).

  2. 11/07/2012

    ¡Excelente artículo, Sofía! Conozco la técnica y, con Luciana, la ponemos en práctica todos los días. En lo personal, me ha ayudado muchísimo a administrar el tiempo y enfocarme en las tareas que estoy completando.

    Saludos.

    Fernando

    • 12/07/2012

      ¡Hola, Fernando! Gracias por pasar y comentar. Qué bueno que usen la técnica también, justo hoy leí un comentario de Luciana al respecto. No sé si les pasa pero yo me acostumbré tanto a trabajar así que me cuesta hacerlo de otra forma, me hice un poco dependiente…

      ¡Saludos!

      • 12/07/2012

        ¡Por supuesto que nos pasa! Cuando no usamos la técnica, nos sentimos perdidos e improductivos.

        A propósito, nosotros usamos el software Focus Booster.

        Saludos.

        • 12/07/2012

          «Perdidos e improductivos», me gustó esa descripción, es así. Conozco Focus Booster, es uno de los más usados según leí y es tan simple como Tomighty. Hace un tiempo probé una aplicación que se llama Pomodairo, pero tiene demasiados agregados para mi gusto… ¡Y el diseño tampoco ayuda mucho!

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Return to Top ▲Return to Top ▲